miércoles, 12 de septiembre de 2007

El gallo y la perla

Un día cierto gallo, escarbando el suelo, encontró una perla, y se la dio al primer lapidario que halló a mano. “Fina me parece, le dijo, al la; pero para mí vale más cualquier grano de mijo o avena”

Un ignorantón heredó un manuscrito, y lo llevó en el acto a la librería vecina.”Paréceme cosa de mérito, le dijo al librero; pero para mí, vale más cualquier florín o ducado.”