martes, 21 de agosto de 2007

El cuervo y el zorro

Estaba un señor Cuervo posado en un árbol, y tenia en el pico un queso. Atraído por el tufillo, el señor Zorro le habló en estos o parecidos términos:” ¡Buenos días, caballero Cuervo! ¡Gallardo y hermoso sois en verdad! Si el canto corresponde a la pluma, os digo que entre los huéspedes de este bosque sois vos el ave fénix”
Al opio esto el cuervo no cabía en la piel de gozo, y para hacer alarde de su magnifica voz, abrió el pico, dejando caer la presa. Agarróla el zorro y le dijo: “Aprended, señor mío, que el adulador vive siempre a costas del que le atiende: la lección es provechosa; bien vale un queso”.
El cuervo, avergonzado y, mohino, juro aunque algo tarde, que no caería más en el garlito.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola amigos yo se otra fabula
La zorra y el conejo
Cierto día un conejo paseaba por el campo y se encontró con la sorra.
-Hola mi buen amigo. Dijo la zorra con una sonrisa fingida
-¿Qué te trae por aquí?, dijo el conejo.
-Nada en especial, respondió la zorra.
Y así comenzó a adularle la zorra al conejo, al principio no le creía las palabras y admiraciones de la zorra, pero después de un rato comenzó a creerle las falsas mentiras.
Después de hablar un rato decidieron que el conejo iría a comer a la casa de la zorra en la tarde.
El conejo llegó y se dispuso a comer en la mesa, la falsa amiga lo llamo y le dijo:
-Conejo ven, necesito ayuda en la cocina.
El conejo fue y mientras estaba entrando a la cocina la malvada zorra lo atrapo y se lo comió. La zorra ya había planeado todo.

Moraleja: quien oye aduladores perjudicado saldrá.

Anónimo dijo...

que buena fabula pero esta muy resumida en este articulo